4.5
(2)

La obesidad y el Aceite de Oliva Virgen Extra

Una de las principales enfermedades que causan actualmente un gran número de muertes en el mundo es la obesidad, y la evidencia científica ha demostrado que el consumo del aceite de oliva virgen extra, dentro de la Dieta mediterránea, ayuda a reducirla.

La obesidad, una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial

La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por un acúmulo excesivo de grasa corporal, mayor del 25% en hombres y superior al 33% en mujeres. Aunque el acumulo excesivo de grasa se debe a un balance positivo de energía (ingesta energética mayor que el gasto energético) su origen es multifactorial, en el que intervienen varios factores, tantos ambientales como genéticos.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad se ha convertido en una epidemia a nivel mundial y cada año mueren al menos 2,8 millones de personas a causa del sobrepeso. Aunque antes se consideraba un problema de los países de altos ingresos, actualmente, la obesidad también es destacable en países de con menores ingresos. LA OMS informa de que en 2016:

  • Más de 1900 millones de adultos tenían sobrepeso.
  • Más de 650 millones eran obesos.
  • 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso en todo el mundo. La obesidad infantil también es uno de los mayores problemas de salud pública del siglo XXI. Los niños con sobrepeso tienen más probabilidades de convertirse en adultos obesos y, por tanto, sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Según la OMS la obesidad ha alcanzado una epidemia a nivel mundial y, cada año mueren al menos 2,8 millones de personas a causa del sobrepeso.

El Aceite de Oliva Virgen Extra, un alimento clave para salud

Está demostrado que modificar los factores de riesgo, entre ellos, la dieta, reduce la diabetes. La sustitución de grasas saturadas (mantequilla, margarina etc.) por el virgen extra es clave para una buena salud.
El AOVE está compuesto, en mayor medida, por ácidos grasos monoinsaturados y, en menor medida, por ácidos grasos poliinsaturados. Posee propiedades características de los aceites vegetales, así como propiedades de la aceituna. Sus principales características nutricionales son el alto contenido en ácido oleico y el contenido en vitaminas E, A y K, por ello, es recomendado para todas las edades.
La evidencia científica ha demostrado el beneficio del virgen extra, dentro de la Dieta Mediterránea, como principal fuente de grasa en la prevención primaria de enfermedad cardiovascular y el síndrome metabólico. Se trata del estudio PREDIMED, el cual ha evidenciado una mejora significativa en marcadores de inflamación, estrés oxidatico y la función cardiovascular gracias al consumo del virgen extra.
Además, el estudio PREDIMED ha demostrado que el aceite de oliva virgen extra es un un aliado fundamental en la lucha contra la obesidad, la gran epidemia del siglo XXI en las sociedades más desarrolladas. En el año 2016, en la prestigiosa revista médica The Lancet Diabetes & Endocrinology se publicó un artículo en el que el equipo del Estudio PREDIMED analizaba el efecto de la dieta sobre el peso y perímetro abdominal de casi 8 mil participantes en este proyecto, y los resultados mostraron que los individuos que habían incluído aceite de oliva virgen extra en su alimentación eran los que más habían reducido su peso.

El aceite de oliva es una buena fuente de grasa monoinsaturada, o grasa saludable, que puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol cuando se utiliza en lugar de grasas saturadas.

¿Cómo prevenir la obesidad?

La prevención y control del sobrepeso, la obesidad y sus enfermedades asociadas configuran un auténtico reto sanitario global, ya que esta enfermedad se ha convertido en un problema de salud pública.

  • Una dieta saludable contribuye a prevenir la obesidad, concretamente los alimentos que componen la Dieta Mediterránea, proporcionan el consumo óptimo de energía. En anteriores post abordamos esta dieta, sus beneficios y los alimentos que la componen, échale un vistazo si te interesa saber más.
  • La actividad física a lo largo de toda la vida también contribuye a prevenir esta enfermedad. Realizar ejercicio de intensidad moderada durante al menos 150 minutos a la semana reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes, entre otras. En el caso de querer reducir el peso sería necesaria un actividad más intensa.
  • En último lugar, pero no menos importante, educar en estilos de vida saludables. La OMS define la Educación para la Salud como «el proceso educativo dirigido a dotar a las personas y a la comunidad de la capacidad de aumentar su control sobre los factores que tienen influencia sobre la salud». En la educación para la salud juega un papel muy importante la familia. Muchos de los hábitos y costumbres que se adquieren de la familia acompañan a la persona a lo largo de su vida. Por tanto, padres y madres deben tener en cuenta la necesidad de inculcar a sus hijos e hijas los valores necesarios para que desarrollen estilos de vida saludables.

Hasta aquí nuestro post sobre la obesidad y el papel del AOVE para su mejora. Si quieres conocer más sobre los beneficios del virgen extra échale un vistazo a nuestra Escuela del Aceite.

¿Te ha gustado? Compártelo 😉

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?